MANTRA PARA REPETIRSE UNO MISMO DE VEZ EN CUANDO

Después de un tiempo
uno aprende la sutil diferencia
entre sostener una mano y encadenar un alma
y uno aprende que el amor no significa acostarse
y una compañía no significa seguridad
y uno empieza a aprender
que los besos no son contratos
y los regalos no son promesas,
y uno empieza a aceptar sus derrotas con la cabeza alta
y los ojos abiertos
y uno aprende a construir todos sus caminos en el hoy
porque el terreno del mañana es demasiado inseguro para planes..
y los futuros tienen una forma de caerse a la mitad,
y después de un tiempo uno aprende que,
si es demasiado, hasta el calorcito del sol quema,
asi uno planta su propio jardín
y decora su propia alma
en lugar de esperar a que alguien le traiga flores,
uno aprende que realmente puede aguantar,
que realmente es fuerte,
que realmente vale
y aprende y aprende…
y con cada adiós uno aprende.

Puede que ANONIMO

18 de noviembre de 2010

Reencuentro

Te he visto
y tenías una sonrisa
amagada de crucigramas

letras confusas

glaciares ahorrando
gestos en tus dedos

sombras para circuncidar
esa mirada en permanente
idilio con el ardor y la luz


Negocio con tu cintura
la tranquilidad del saludo

la calma de ese viaje
entre la pasión y la distancia
es hoy un asombro cautivo

es presentir el afán
de las horas como excusa

es solo decir: ya nos veremos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada